viabizzuno

worldes

world

cà giustinian, sede de la fundación de la bienal, venecia
ubicaciòn:venice, italy
proyecto:progetti speciali la biennale di venezia, pina maugeri
comprador:presidente la biennale di venezia, paolo baratta
proyecto luminotécnico:mario nanni
responsable técnico de zona:rosella michieletto
capataz:progetti speciali la biennale di venezia
ca' giustinian (san marco, 1364/a) es la sede histórica de la bienal de venecia y de sus oficinas. tras una cuidada restauración, que ha afectado al edificio durante tres años, ca' giustinian es nuevamente sede de la bienal de venecia. el palacio, situado a poca distancia de la plaza de san marcos, ofrece espacios y servicios para el público y es un firme candidato para constituirse en "casa" de la bienal de venecia y lugar comunitario para los venecianos. un punto de relación con la ciudad y de atracción para encuentros y manifestaciones. en su interior y fuera de él se abren actualmente espacios para los ciudadanos y visitantes. en la planta baja, la antigua sala de los espejos, con vistas a la cuenca de san marcos, se transforma en l'ombra del leone, una cafetería, salón social de la ciudad centrado en actividades culturales, a donde invitar a los artistas y personalidades para sus encuentros con el público. en este lugar, mario nanni ha proyectado una luz emocional y comunicativa, una pared narrativa iluminada con una de sus poesías de luz, esta vez inspirada en las restingas, en los territorios emergidos y sumergidos de la laguna de venecia, en las perspectivas de las calles, en la luz del gris veneciano y en el pausado discurrir del tiempo en la ciudad, al ritmo de los pasos, las miradas. el resto del complejo edificio de cinco plantas ha sido iluminado por Viabizzuno, con un proyecto a medida para los distintos espacios, ya que, como una casa, cà giustinian se compone de distintas zonas con distintas funciones y distintos aparatos necesarios para el funcionamiento del organismo general. la luz se concibe de vez en vez como una clave de lectura para el espacio, al servicio de la función específica pero dentro de un único sistema. la luz de ca' giustinian puede leerse como el hilo conductor del lugar, a través de los espacios y los tiempos de sus distintas almas. las zonas de actuación han sido muchas: las oficinas, los espacios de servicio, los vestíbulos, los intermedios, las zonas de exposición, los espacios presidenciales, la cafetería, las terrazas de la última planta, la pasarela sobre el agua, que marca la entrada del canal grande, o los recorridos de seguridad. la complejidad de las zonas de intervención ha dado vida a un proyecto articulado, rico de soluciones arquitectónicas y luminotécnicas que han comenzado a partir de la infinidad de aspectos vinculantes del palacio histórico. la iluminación de los espacios destinados a la oficina ha tenido en cuenta, en primer lugar, las exigencias de carácter ergonómico, con referencia sobre todo a las expectativas de quien hace uso del espacio de trabajo. a ello se añaden necesidades complementarias en términos de orientación, señalización, presentación y valorización del espacio de trabajo en cuanto parte integrante de un complejo caracterizado por su propia imagen arquitectónica y de empresa. esto es especialmente válido para ca' giustinian, donde los espacios destinados a oficinas dentro de la sede de la bienal son de distintos tipos: los ambientes de recepción, el hall, las salas de espera y de representación requieren una iluminación acogedora, que contribuya a orientar y a informar al público, integrándose de la mejor manera en los sistemas de señalización interna. en los numerosos locales dentro del edificio destinados a servir como estaciones de trabajo para actividades de empleados y dirigentes, en las que se utilizarán terminales de vídeo y otros periféricos, se requiere un alto nivel de comodidad visual, con particular atención a la distribución de las luminancias y al control de los fenómenos de deslumbramiento. en las zonas de trabajo, en cambio, donde se realizan actividades que comportan la relación con el público, actividades de socialización, de encuentro e intercambio, en locales y espacios utilizables para reuniones y que pueden equiparse de distintas maneras según las necesidades, resulta importante combinar prestaciones visuales y flexibilidad en la iluminación para permitir la realización de distintas actividades en el mismo espacio. en los locales de servicio, como archivos y almacenes, se prefiere una iluminación funcional que dependerá de la actividad específica y de los equipamientos presentes; en zonas de tránsito, pasillos y servicios higiénicos, se necesita una luz distribuida uniformemente. éste ha sido el estudio del que ha partido el proyecto de luz para cà giustinian. desde el punto de vista arquitectónico, ya que se trata de un edificio de altísimo valor histórico, readaptado para acoger lugares de trabajo, operativos y directivos, y una serie de actividades colaterales ligadas a la función pública, ca' giustinian se compone de espacios con características notablemente variadas, desde el punto de vista de la iluminación natural, del volumen interno y de la altura de los locales, de la distribución del mobiliario y de la densidad utilitaria de cada espacio de trabajo. todas estas variables se combinan con la necesidad de desarrollar un sistema de luces coherente y reconocible, que pueda mejorar la percepción del espacio. el proyecto para las oficinas une el desafío funcional determinado por diversos límites físicos, a la voluntad de reunir todos los espacios de trabajo y operatividad dentro de un sistema único y coherente. por este motivo, se ha estudiado un peculiar uso del perfil c2, sistema modular en aluminio extruido anodizado en plata opaco que se presta a ser utilizado al mismo tiempo como aparato de iluminación y canal de paso para los cables, llevando así la luz desde el punto previsto para la salida, al punto mejor para la distribución de la misma en el espacio, respondiendo a situaciones de distribución interna completamente distintas. el perfil c2 se combina en la pared y en el techo iluminando con luz directa y luz rasante, con un sistema que se percibe como un único espacio y permite obtener luz directa sobre los escritorios, las mesas, las estanterías, y luz indirecta para enfatizar las volumetrías y la arquitectura de los lugares. las fuentes de luz utilizadas son lámparas fluorescentes, que permiten un consumo limitado, una tonalidad de color de la luz más bien cálida (2700°K); el difusor opalino facilita la difusión luminosa. cada oficina, según las medidas del local y el número de estaciones de trabajo, recibe una iluminación específica y personalizada, gracias a un sistema combinado de perfil, accesorios y cableados que se repite sin ser nunca igual a sí mismo. cada nivel de cà giustinian tiene una gran vestíbulo central de distribución, corazón del edificio que se repite en cada planta en situaciones distintas. la iluminación de ese espacio se realiza con cuerpos iluminantes quasi de pared, en metal blanco; la fuente luminosa es una bombilla halógena de 200W orientada hacia arriba, con una inclinación variable gracias a una aleta manual con reóstato. para la iluminación de los pasillos de tránsito y distribución, zonas de servicio y baños se utiliza el cuerpo iluminante net, en las versiones net muro y net p.s., en acero inoxidable brillante, cableado con lámparas fluorescentes de 3000°K. el cuerpo iluminante cambia de longitud según el tamaño de la zona a iluminar, distribuyendo la luz en modo difuso y creando también acentos de luz en las paredes, para catalizar la mirada hacia nuevos puntos de vista. la terraza de la quinta planta y un apéndice algo menor en la planta superior, son un ámbito abierto extremadamente dúctil para el edificio, un espacio a disposición y equipado para encuentros, recepciones, trabajo o diversión. estos dos espacios a cielo abierto son un lugar de gran valor paisajístico y arquitectónico, dada su privilegiada posición, asomada a la laguna, y su dimensión de plaza urbana. en la terraza, más que en cualquier otro punto de ca' giustinian se define la necesidad de combinar una iluminación funcional con un efecto de luz en sintonía con la magia y el carácter único del lugar. la intención es enfatizar la atmósfera de la terraza, su asomarse al canal grande, a los campanarios y a los techos de venecia, dejando “hablar” al contexto, que ya brilla con luz propia. la terraza vive así de pequeños acentos, necesarios para el confort de quienes la habitan, siempre respetando la sugestión creada por el contexto, en la magia de los contrastes. con este objeto, es importante que la luz se funda con los elementos instalados sin interferir; la fuente luminosa que mejor satisface este presupuesto es el led, que gracias a su pequeño tamaño, se integra con extrema versatilidad con los elementos decorativos, fijos y móviles. el led de los pequeños faros zero empotrados, que desaparecen en el suelo de madera de la terraza, marcando el recorrido al lado de las mesas y los asientos; los led integrados en el parasol luminoso, ombrella, capaces de difundir luz directa e indirecta, con un mando a distancia que permite gestionar los efectos de color y la intensidad; los led que iluminan los faroles en papelería náutica diseñados expresamente por mario nanni para esta terraza: son los campanili di luce. faroles luminosos proyectados por mario nanni y fabricados por Viabizzuno, hechos en papel náutico sintético sobre base y estructura de acero cromado. estos objetos iluminantes, recortados con la forma de los campanarios que se admiran desde la terraza, llevan un troquelado especial que coincide con algunos detalles arquitectónicos y determinan así un sugestivo juego de llenos y vacíos que se ponen en evidencia cuando se enciende la luz de su interior. el paso del haz luminoso proyecta los dibujos de las fachadas de las campanili sobre la superficie de apoyo. han sido estudiadas para colgarlas siguiendo el perímetro de la terraza, y una vez suspendidas en el vacío, ondean al ritmo del viento y de las mareas, pero son también faroles de paseo, luz ideal para los ambientes domésticos, para recibir y acoger. el criterio de guía es el pensamiento de giovanni klaus koenig a propósito de la luz que caracteriza venecia, “el semifuerte que, por contraste con el débil, resulta fortísimo”. la luz se concibe de vez en vez como una clave de lectura para el espacio, al servicio de la función específica pero dentro de un único sistema. la luz de ca' giustinian puede leerse como el hilo conductor del lugar, a través de los espacios y los tiempos de sus distintas almas. las zonas de actuación han sido muchas: las oficinas, los espacios de servicio, los vestíbulos, los intermedios, las zonas de exposición, los espacios presidenciales, la cafetería, las terrazas de la última planta, la pasarela sobre el agua, que marca la entrada del canal grande, o los recorridos de seguridad. la complejidad de las zonas de intervención ha dado vida a un proyecto articulado, rico de soluciones arquitectónicas y luminotécnicas que han comenzado a partir de la infinidad de aspectos vinculantes del palacio histórico. la iluminación de los espacios destinados a la oficina ha tenido en cuenta, en primer lugar, las exigencias de carácter ergonómico, con referencia sobre todo a las expectativas de quien hace uso del espacio de trabajo. a ello se añaden necesidades complementarias en términos de orientación, señalización, presentación y valorización del espacio de trabajo en cuanto parte integrante de un complejo caracterizado por su propia imagen arquitectónica y de empresa. esto es especialmente válido para ca' giustinian, donde los espacios destinados a oficinas dentro de la sede de la bienal son de distintos tipos: los ambientes de recepción, el hall, las salas de espera y de representación requieren una iluminación acogedora, que contribuya a orientar y a informar al público, integrándose de la mejor manera en los sistemas de señalización interna. en los numerosos locales dentro del edificio destinados a servir como estaciones de trabajo para actividades de empleados y dirigentes, en las que se utilizarán terminales de vídeo y otros periféricos, se requiere un alto nivel de comodidad visual, con particular atención a la distribución de las luminancias y al control de los fenómenos de deslumbramiento. en las zonas de trabajo, en cambio, donde se realizan actividades que comportan la relación con el público, actividades de socialización, de encuentro e intercambio, en locales y espacios utilizables para reuniones y que pueden equiparse de distintas maneras según las necesidades, resulta importante combinar prestaciones visuales y flexibilidad en la iluminación para permitir la realización de distintas actividades en el mismo espacio. en los locales de servicio, como archivos y almacenes, se prefiere una iluminación funcional que dependerá de la actividad específica y de los equipamientos presentes; en zonas de tránsito, pasillos y servicios higiénicos, se necesita una luz distribuida uniformemente. éste ha sido el estudio del que ha partido el proyecto de luz para cà giustinian. desde el punto de vista arquitectónico, ya que se trata de un edificio de altísimo valor histórico, readaptado para acoger lugares de trabajo, operativos y directivos, y una serie de actividades colaterales ligadas a la función pública, ca' giustinian se compone de espacios con características notablemente variadas, desde el punto de vista de la iluminación natural, del volumen interno y de la altura de los locales, de la distribución del mobiliario y de la densidad utilitaria de cada espacio de trabajo. todas estas variables se combinan con la necesidad de desarrollar un sistema de luces coherente y reconocible, que pueda mejorar la percepción del espacio. el proyecto para las oficinas une el desafío funcional determinado por diversos límites físicos, a la voluntad de reunir todos los espacios de trabajo y operatividad dentro de un sistema único y coherente. por este motivo, se ha estudiado un peculiar uso del perfil c2, sistema modular en aluminio extruido anodizado en plata opaco que se presta a ser utilizado al mismo tiempo como aparato de iluminación y canal de paso para los cables, llevando así la luz desde el punto previsto para la salida, al punto mejor para la distribución de la misma en el espacio, respondiendo a situaciones de distribución interna completamente distintas. el perfil c2 se combina en la pared y en el techo iluminando con luz directa y luz rasante, con un sistema que se percibe como un único espacio y permite obtener luz directa sobre los escritorios, las mesas, las estanterías, y luz indirecta para enfatizar las volumetrías y la arquitectura de los lugares. las fuentes de luz utilizadas son lámparas fluorescentes, que permiten un consumo limitado, una tonalidad de color de la luz más bien cálida (2700°K); el difusor opalino facilita la difusión luminosa. cada oficina, según las medidas del local y el número de estaciones de trabajo, recibe una iluminación específica y personalizada, gracias a un sistema combinado de perfil, accesorios y cableados que se repite sin ser nunca igual a sí mismo. cada nivel de cà giustinian tiene una gran vestíbulo central de distribución, corazón del edificio que se repite en cada planta en situaciones distintas. la iluminación de ese espacio se realiza con cuerpos iluminantes quasi de pared, en metal blanco; la fuente luminosa es una bombilla halógena de 200W orientada hacia arriba, con una inclinación variable gracias a una aleta manual con reóstato. para la iluminación de los pasillos de tránsito y distribución, zonas de servicio y baños se utiliza el cuerpo iluminante net, en las versiones net muro y net p.s., en acero inoxidable brillante, cableado con lámparas fluorescentes de 3000°K. el cuerpo iluminante cambia de longitud según el tamaño de la zona a iluminar, distribuyendo la luz en modo difuso y creando también acentos de luz en las paredes, para catalizar la mirada hacia nuevos puntos de vista. la terraza de la quinta planta y un apéndice algo menor en la planta superior, son un ámbito abierto extremadamente dúctil para el edificio, un espacio a disposición y equipado para encuentros, recepciones, trabajo o diversión. estos dos espacios a cielo abierto son un lugar de gran valor paisajístico y arquitectónico, dada su privilegiada posición, asomada a la laguna, y su dimensión de plaza urbana. en la terraza, más que en cualquier otro punto de ca' giustinian se define la necesidad de combinar una iluminación funcional con un efecto de luz en sintonía con la magia y el carácter único del lugar. la intención es enfatizar la atmósfera de la terraza, su asomarse al canal grande, a los campanarios y a los techos de venecia, dejando 'hablar' al contexto, que ya brilla con luz propia. la terraza vive así de pequeños acentos, necesarios para el confort de quienes la habitan, siempre respetando la sugestión creada por el contexto, en la magia de los contrastes. con este objeto, es importante que la luz se funda con los elementos instalados sin interferir; la fuente luminosa que mejor satisface este presupuesto es el led, que gracias a su pequeño tamaño, se integra con extrema versatilidad con los elementos decorativos, fijos y móviles. el led de los pequeños faros zero empotrados, que desaparecen en el suelo de madera de la terraza, marcando el recorrido al lado de las mesas y los asientos; los led integrados en el parasol luminoso, ombrella, capaces de difundir luz directa e indirecta, con un mando a distancia que permite gestionar los efectos de color y la intensidad; los led que iluminan los faroles en papelería náutica diseñados expresamente por mario nanni para esta terraza: son los campanili di luce. faroles luminosos proyectados por mario nanni y fabricados por Viabizzuno, hechos en papel náutico sintético sobre base y estructura de acero cromado. estos objetos iluminantes, recortados con la forma de los campanarios que se admiran desde la terraza, llevan un troquelado especial que coincide con algunos detalles arquitectónicos y determinan así un sugestivo juego de llenos y vacíos que se ponen en evidencia cuando se enciende la luz de su interior. el paso del haz luminoso proyecta los dibujos de las fachadas de las campanili sobre la superficie de apoyo. han sido estudiadas para colgarlas siguiendo el perímetro de la terraza, y una vez suspendidas en el vacío, ondean al ritmo del viento y de las mareas, pero son también faroles de paseo, luz ideal para los ambientes domésticos, para recibir y acoger. el criterio de guía es el pensamiento de giovanni klaus koenig a propósito de la luz que caracteriza venecia, 'el semifuerte que, por contraste con el débil, resulta fortísimo'.

scroll

mouse

HTML 4.01 Valid CSS Page loaded in: 3.058 - Powered by Simplit CMS